Investigadores de las Universidades bonaerenses de San Martín y de Quilmes, junto a dos pymes tecnológicas, desarrollaron un kit que permite diagnosticar a personas que están cursando la infección, tengan síntomas o no.

Es más rápido y tiene mejor sensibilidad que el test RT-PCR.

Utiliza componentes y tecnología argentina y fue aprobado por la ANMAT.

Se podrían producir 100 mil kits por mes.

El test diagnóstico molecular argentino del virus que causa COVID19 fue llamado ELA-CHEMSTRIP.

El kit funciona en tres pasos a partir del hisopado nasofaríngeo de la persona a diagnosticar.

Todo el proceso dura una hora y media y puede realizarse con los productos que vienen en el kit diagnóstico, más un equipo para incubar a 60°. Es decir que no requiere el equipamiento costoso y sofisticado que utilizan los test moleculares RT-PCR.

 

Diego Comerci, investigador del Instituto de Investigaciones Biotecnológicas (IIB) de la UNSAM y coordinador del desarrollo explico:

Se pasa un hisopo por la nariz del paciente y se obtienen sus células. Después se procesan esas células para que liberen el ARN del virus si estaban infectadas.

El siguiente paso es garantizar que el virus sea detectable, por lo que se aplica la tecnología ELA (Easy Loop Amplification), para amplificar su presencia, por más mínima que sea. El diagnóstico concluye con una tira que, al entrar en contacto con el ARN viral amplificado, reacciona mostrando dos bandas coloreadas. Si el virus no estaba presente, la tira muestra una sola banda y significa que el paciente no está infectado”.

El test ya fue aprobado por ANMAT, el organismo que regula medicamentos, alimentos y tecnología médica en el ámbito nacional.

 

Nuevo canal de EntreRíosYA

COMENTA ESTA NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad legal, civil y penal de sus autores. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.