Chaco vuelve a fase 1 de la cuarentena ante el crecimiento de casos

    Jun 15, 2020

    El gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, anunció este domingo decidió volver a la fase 1 para mitigar los efectos del nuevo coronavirus en la provincia, que registra 1.326 casos de la enfermedad, 27 de los cuales se reportaron durante esa jornada.

    Capitanich anunció «medidas mucho más restrictivas con la suspensión de los permisos de circulación desde mañana (lunes)», para «generar el máximo nivel de restricción hasta el 21 de junio y hasta el 28 de junio».

    El gobernador chaqueño agregó que en esta nueva fase en la lucha contra el coronavirus «seremos extremadamente restrictivos para toda actividad que promueva aglomeración de personas».

    Además sostuvo que la provincia ha tenido «más casos» de Covid-19 «a pesar de las medidas drásticas» adoptadas, sin la cuales, «tendríamos 23.000 casos».

    En esta nueva fase del aislamiento social, preventivo y obligatorio en la provincia, una de las más afectadas del país junto con el AMBA, Córdoba y Río Negro, Capitanich también anunció que se redoblará «el licenciamiento obligatorio en la administración pública», se aumentarán «los controles de bioseguridad e higiene» y el aislamiento será «obligatorio a rajatabla».

    Por otra parte, anunció que coordinará acciones con el Banco Central de la República Argentina para evitar el pago o cobro presencial por cajero.

    Asimismo, anticipó que la provincia hará 700 testeos por día con una red de laboratorios públicos y privados y que hay 19 zonas de la capital, Resistencia, con aglomeración de casos que requiere «un bloqueo en centros geriátricos, barrios populares y lugares de detención o encierro».

    No obstante, el gobernador hizo un encendido llamado a la «conciencia individual y a la conciencia comunitaria» necesarias para esta fase «más dura y restrictiva» para mitigar la circulación del virus.