• Jue. Jul 29th, 2021

Bajante histórica del rio Paraná: Ingresaron con cuatriciclos al banco de arena frente a Villa Urquiza

PorEntreRíosYA

Jun 22, 2021

El marcado descenso del río no se detiene. Poco antes del mediodía, el hidrómetro de Vías Navegables marcaba tres centímetros por debajo del cero, confirmó el perito topocartógrafo Alberto Leonardi, quien se desempaña en dicha repartición.

 

Cabe recordar que el 6 de junio, producto del operativo de agua con la apertura de compuertas en la central hidroeléctrica de Itaipú, el río había alcanzado 1,15 metro en Paraná y desde entonces comenzó un brusco descenso.

 

 

Sin embargo, una llamativa imagen se llevó todas las miradas este fin de semana largo, en Villa Urquiza, a 45 kilómetros de Paraná. El lunes feriado, un grupo de personas aprovechó el banco de arena que se formó en el lecho del río Paraná, frente a Villa Urquiza, para hacer recorridos por el lugar en cuatriciclo.

 

Se trata de un hecho inusual, algo impensado y peligroso que propicia la inusual e histórica bajante. En algún momento uno de ellos quedó atascado en un sobre relieve y sus compañeros lo ayudaron a salir con cuerdas, tal como puede verse en las imágenes. Llevaban pecheras protectoras. Aún así, está claro que es riesgoso, consideró Uno.

 

 

De la “hazaña” de los motociclistas se pueden desglosar dos cuestiones: una es la preocupación por el bajo caudal de agua y sus consecuencias para la vida de las ciudades y especies, la otra es la falta de control por parte de las autoridades respecto de estos espacios elegidos para hacer deportes o recorridos, y la peligrosidad que implican esos lugares del río.

 

Preocupante panorama

La bajante del Río Paraná podría derivar en una falta de agua para consumo humano en ciudades de Misiones, Corrientes, Chaco, Santa Fe, Entre Ríos y el norte de Buenos Aires.

Pero también encarecería en al menos u$s 250 millones los costos logísticos de las exportaciones agropecuarias que salen desde Rosario y, además, el abastecimiento de energía, lo que agrega costo fiscal al Sistema Argentino de Interconexión (SADI) eléctrica, cubierto por la vía de los subsidios.