• Dom. Nov 28th, 2021

Automotrices advierten que peligra producción por trabas para importar insumos

PorEntreRíosYA

Oct 20, 2021

En línea con los reclamos de otros sectores, la industria automotriz envió hoy al Gobierno una carta en la que advierten sobre la delicada situación que enfrentan antes las nuevas restricciones a las importaciones. Esta política, que se intensificó en octubre con la imposibilidad de realizar pagos adelantados a proveedores del exterior, está provocando que el stock de piezas para fabricar vehículos se encuentre en nivel crítico.

El texto de la nota, elaborada en conjunto entre los fabricantes de 0km (ADEFA) y los autopartistas (AFAC), plantea la incertidumbre provocada por esta decisión imprevista que afectará el desarrollo de los programas de producción de las terminales automotrices y la provisión de insumos por parte de proveedores. También tendrá impacto en la inversión en bienes de capital.

Asimismo, solicitan que se revise esta nueva traba a las importaciones que, en principio, está vigente hasta fin de mes. La decisión de plantear el problema a las autoridades fue tomada esta tarde por ADEFA y AFAC. En realidad, la preocupación de estas dos entidades coincide con otras empresas que temen que la extensión de este nuevo cepo, después del 31 de octubre, provocaría el desabastecimiento de insumos y materias primas del exterior.

Días atrás se conoció una carta del fabricante de neumáticos FATE, enviada al Gobierno, en la que manifestaban esa preocupación. En el texto se advertía que la falta de insumos provocaría la parada de producción de la empresa.

En otros sectores, la preocupación es la misma. Por ejemplo, el caso de los fabricantes de motos, tal como adelantó Ámbito esta semana, las cámaras que agrupan a los fabricantes, proveedores y vendedores de motos enviaron una carta al Gobierno en la que alertan por la situación. La nota plantea que, en caso de no solucionarse la imposibilidad de adelantar pagos de importaciones, la producción del sector podría paralizarse en los próximos días.

Así lo confirmó a Ámbito, el titular de la entidad que agrupa a los fabricantes locales (CAFAM), Lino Stefanuto. “La situación es muy delicada. Las empresas a los que sus proveedores del exterior no les acepten otra forma de pago, están muy complicadas. La restricción se anunció, en principio, hasta fin de octubre. Si no se levanta, después de esa fecha, las fábricas van a tener que parar la producción por falta de insumos” dijo el empresario.

El problema no afecta a todas las empresas por igual. El escenario más delicado lo enfrentan las marcas que no son filiales de compañías del exterior, ya que no tienen posibilidades de negociar otras formas de pagos. En la carta, enviada al Ministerio de Desarrollo Productivo y al Banco Central, plantean la necesidad de que se instrumenten otras alternativas que permitan realizar pagos anticipados de importaciones. Ante esta restricción, la producción se mantendrá hasta que cada fabricante agote el stock de piezas. En el país hay 13 compañías que ensamblan motos con 90% de piezas importadas.