Alberto Fernández pidió que «los que se llevaron la plata afuera la traigan de regreso»

Dic 14, 2021

El presidente Alberto Fernández subrayó la necesidad de «terminar con la estructura de una Argentina central y una periférica», para lo cual se debe «poner en valor el norte argentino, porque tiene un monto de riqueza no explotada», al tiempo que llamó a «construir otro mundo, otra Argentina» después de la pandemia de coronavirus, con «más justicia y más equilibrio».

Fernández dijo que con ese objetivo «hay que impulsar que inviertan los que más tienen» y pidió que «los que se llevaron la plata afuera, la traigan» de regreso al país, porque «el crecimiento tiene que llegar a todos» ya que «no estamos condenados a tener esta desigualdad en la que vivimos».

El Presidente encabezó una nueva reunión del Gabinete Federal en la ciudad tucumana de Monteros, durante la cual se firmaron casi 40 convenios por financiamiento y anunciaron obras e inversiones en diversas áreas de la provincia por más de 33.000 millones de pesos.

Afirmó que el país «está creciendo a pasos acelerados, mucho más de lo que todos preveían», y que «lo primero que tenemos que lograr es meter en la cabeza de cada argentino y argentina que podemos hacer una Argentina más justa», porque luego de «tanto dolor» producido por la pandemia de coronavirus es necesario «reflexionar» para «construir otro mundo, otra Argentina».

En ese marco, a fin de superar las asimetrías es necesario asumir que «el federalismo no es un discurso, es convocar al desarrollo integral de la Argentina», dijo, y apuntó que para eso «hay que impulsar a que inviertan los que más tienen, a los que tienen la plata afuera que la traigan y la pongan en la Argentina a producir, dando trabajo y crecimiento. Y hay que garantizar empleo a cada argentino».

El Jefe de Estado afirmó que «necesitamos que la Argentina crezca por igual en todos los sectores, porque no tiene sentido que algunos crezcan y otros sigan postergados», el desarrollo tiene que ser «integral, más justo, con más equilibrio», y dijo que «no tiene sentido volver a reconstruir la injusticia» del pasado.

 

«Todos los días pienso si la ciudad capital no tendría que estar en un lugar distinto a Buenos Aires, venirse al norte y darle todo el potencial que le da una ciudad capital», estimó en una mención que recordó el proyecto del expresidente radical Raúl Alfonsín de trasladar la sede del Gobierno a Viedma, provincia de Buenos Aires.

Por su parte, el Jefe de Gabinete, Juan Manzur, abogó por avanzar en «un proceso de dotar al interior y norte argentino de la infraestructura, logística y capacidad para generar trabajo y este es el gran desafío que planteaba el presidente: que la gente tenga la posibilidad de quedarse a vivir en su lugar».

Manzur señaló que las medidas de promoción «tienen que ver con deudas históricas que el Gobierno nacional mantiene desde hace décadas con el Norte Argentino» y tras criticar «la deuda irresponsable» tomada por el gobierno macrista, destacó que «pese a todas las dificultades el rumbo está claro, la convicciones nunca se modificaron y vamos a poner a la Argentina de pie».

El gobernador en ejercicio del Poder Ejecutivo tucumano, Osvaldo Jaldo, sintetizó su discurso en «un gracias grande, presidente, en nombre de todos los tucumanos», y asumió el «compromiso de ejecutar los 33 mil millones de pesos lo antes posible, porque esto tiene que ver con la reactivación de la Argentina y de la provincia y tiene que ver con generar nuevos puestos de trabajo».

En tanto, el ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro, destacó el «desafío de poder construir una argentina federal después de muchísimos años de concentración de la riqueza alrededor del puerto de Buenos Aires», y que los anuncios «reafirman que para nosotros el federalismo no es un discurso, es el plan nacional de obras más grande de la historia».

 

La quinta reunión

Durante el encuentro, el quinto que realiza el Gabinete Federal en el interior del país, los titulares de las carteras nacionales firmaron junto a sus pares provinciales convenios y anunciaron obras por 33.182.228.389 pesos, que incluyen proyectos sociales, turísticos, ambientales, de saneamiento, de vivienda, de desarrollo productivo y tecnológico, entre otros.

Previamente, al encabezar el acto de inauguración del Centro Judicial de Monteros junto con el titular de la Corte Suprema de Justicia provincial, Daniel Leiva, Fernández consideró que «Tucumán progresó no solo con un edificio sino con un sistema judicial más moderno y más ágil, y que puede ser ejemplo para muchos, entre otros para el (fuero) Federal».

El ministro de Justicia de la Nación, Martín Soria, elogió esta obra y en su cuenta de Twitter definió a la provincia como «un ejemplo de trabajo conjunto entre los tres poderes del Estado», en una articulación que «permitió construir este edificio durante la pandemia y servirá para brindar servicios de justicia de manera más ágil para más de 200 mil tucumanos».

Los encuentros del Gabinete Federal se realizan en el marco de la ley de Capitales Alternas, número 27.589, sancionada en noviembre de 2020, que creó 24 Capitales Alternas en todas las provincias del país con el objetivo de profundizar la descentralización de la gestión con políticas públicas equitativas para superar las asimetrías territoriales.