AFA hizo oficial el regreso de los descensos para la próxima temporada del fútbol argentino

    Dic 10, 2021

    Después de dos años de alivio para los simpatizantes acostumbrados a mirar con preocupación la tabla de promedios, la Asociación del Fútbol Argentino anunció este viernes que a partir de 2022 volverá a haber descensos en los campeonatos de la Liga Profesional, que irá reduciendo progresivamente su cantidad de integrantes hasta estabilizarse en 22 conjuntos.

    La decisión, que era un secreto a voces desde hacía algunos días, fue adoptada por unanimidad de los 44 asambleístas presentes durante la Asamblea Ordinaria que se llevó a cabo en el predio Julio Humberto Grondona que la casa madre del fútbol vernáculo posee en la localidad bonaerense de Ezeiza.

     

    En esta reunión se fijó que los campeonatos seguirán disputándose entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de cada año (una estructura distinta a la de las ligas europeas, que se llevan a cabo desde el 1 de julio al 30 de junio) y que al final de la temporada de 2022 habrá dos descensos. Como en ese momento también habrá dos ascensos desde la Primera Nacional, la máxima categoría seguirá contando con 28 equipos: los 26 actuales y los dos que se sumarán desde el principal certamen de ascenso (Tigre y el que resulte ganador del Reducido que se está llevando a cabo).

    La reducción en la cantidad de participantes empezará a concretarse en 2023: tanto ese año como en los dos siguientes, los descensos serán cuatro, mientras que los ascensos seguirán siendo dos. De esa forma, se llegará a la temporada 2026 con 22 conjuntos. A partir de entonces, se buscará una estabilidad con dos ascensos y dos descensos.

    La decisión de suspender por dos años los descensos había sido adoptada en abril de 2020 y notificada a través del Boletín N° 5768, mediante el cual también se había informado la decisión de dar por terminada la temporada 2019/20 cuando todavía restaban 10 fechas de la primera fase de la Copa de la Superliga, debido a la pandemia de coronavirus que había obligado a suspender todas las actividades deportivas en el país.

    «Ningún club estará exento de las devastadoras consecuencias económicas y financieras que dejará a su paso la emergencia sanitaria del COVID-19. Serán impostergables las acciones tendientes a reorganizar y sanear las instituciones cuando todo haya pasado», había argumentado entonces la AFA, que había considerado que ese proceso debía realizarse «sin la presión adicional de tener que conformar un plantel profesional que le permita sostener la categoría en la que (cada club) participa».

    En aquel momento, el ente rector había dejado claro que cuando volvieran a implementarse los descensos, en 2022, se mantendría el sistema de promedios que hasta entonces se venía utilizando. Ello fue ratificado este viernes, por lo que para determinar qué equipos perderán la categoría a fines del año próximo se tomarán en cuenta los puntos obtenidos y los partidos disputados en las temporadas 2019/20, 2021 y 2022.

    Antes de llegar al esperado punto sobre la reimplementación de los descensos, en la Asamblea Ordinaria se había realizado la elección de los integrantes de la Comisión Fiscalizadora, del Tribunal de Disciplina, del Tribunal de Ética, del Tribunal de Apelaciones, de la Comisión Electoral y de la Comisión de Apelaciones Electorales.

    El cónclave en Ezeiza se había iniciado con un discurso del presidente de la AFA, Claudio Tapia, quien hizo un breve repaso de los cuatro años y medio de su gestión y destacó algunos de los puntos que consideró más positivos. «Nos costó mucho llegar hasta acá. Nos tocó recibir una casa muy endeudada y con muchísimos juicios, sin un proyecto de selecciones, con tan solo cuatro de ellas trabajando de las 16 que hoy tenemos», señaló.

    Entre los aspectos que resaltó estuvo la obtención de la Copa América en Brasil, tras 28 años sin títulos para el seleccionado mayor. A un costado de la mesa que encabezaba el mandamás, descansaba el trofeo recibido por Lionel Messi en el Maracaná el pasado 10 de julio.

    «También se obtuvieron títulos y medallas con las diferentes selecciones juveniles. Hoy tenemos cuerpos técnicos con figuras muy representativas. Logramos clasificarnos a un Mundial femenino y hacer nuestro primer gol: profesionalizamos el fútbol femenino. También creamos al Departamento de Equidad y Género para estar a la altura de las circunstancias. Y logramos el fair play financiero, algo que algunas conducciones no pudieron conseguir», enumeró Tapia.