• Dom. Jul 25th, 2021

Abogado defensor confía en la excarcelación de la mayoría de los detenidos

PorEntreRíosYA

Dic 14, 2018

Nota gentileza para EntreRíosYA de Diario La Calle

 

Mario Arcusín habló con los colegas del diario La Calle de Concepción del Uruguay y dio detalles del desarrollo de la causa en la que están involucradas 11 personas.

Luego de los allanamientos que la policía de Entre Ríos realizó el fin de semana en diversas localidades del departamento Uruguay, comenzó la etapa de dirimir en la justicia la culpabilidad o inocencia de once personas que fueron privadas de su libertad.

Para tratar de entender el desarrollo de la causa, los colegas del matutino de Concepción del Uruguay viajaron hasta Basavilbaso para entrevistar a Mario Arcusin, abogado defensor de los sospechados de integrar una red de narcotráfico.

¿Cómo llegaste a ser el abogado de las once personas detenidas el fin de semana en el departamento Uruguay?

Los defiendo por distintas razones. Pese a que hay dos chicos jóvenes que se dedican a derecho penal en Basavilbaso, soy el abogado que hace más tiempo se dedica a esa especialidad dentro del mundo del derecho de la ciudad. En los pueblos del interior del departamento, siempre nos quejamos que los profesionales de Concepción del Uruguay absorben todo. Debido a esto; creo que está bien que, a igualdad de capacidades demostradas, se busque un abogado local. Así se fue encadenando. Hay tres de los detenidos que son clientes míos de otros sucesos y se fueron recomendado unos a otros.

¿Es habitual que un abogado represente a tantas personas en una misma causa?

Creo que es un caso inédito en la zona, por la cantidad de detenidos que son defendidos por el mismo profesional. Esto favorece mí trabajo, ya que en principio las contradicciones son manejadas por el mismo letrado. Si los once presentaran defensores distintos, podría haber diferentes criterios entre los profesionales y esa oposición generaría problemas en el proceso.

¿En qué situación se encuentran los detenidos?

Fueron indagados el martes, a las 48 horas de ser detenidos. Empezamos a las 08:00 horas, con la revisación de lo requisado en el procedimiento policial. La apertura de los sobres se hizo con personal de gendarmería. Los mismos contenían supuestas drogas, dinero, documentación, celulares y objetos personales. Se hizo un acta con lo incautado en las diferentes viviendas el fin de semana. Durante esa mañana, también se realizó la mí designación como patrocinador de los acusados. Luego de eso, tuve que ir a una audiencia civil en otro juicio y volví más tarde.

¿Cómo continuó la jornada?

Las declaraciones comenzaron doce y media pasadas. Gracias a la buena voluntad del secretario del juzgado, pudimos trabajar en las indagatorias de manera conjunta. Había cinco escritorios con personal del juzgado que tomaron las declaraciones de los detenidos. Yo pasaba de un escritorio a otro, escuchando lo que decían y repreguntando. Así terminamos 16:30 horas. Si las hacíamos de a una, todavía estaríamos con las indagatorias.

¿Es complejo trabajar así?

Hay que aclarar un concepto para que la gente entienda. En la justicia provincial hubo un cambio muy importante en cuanto al sistema de instrucción. Antes se hacía por intermedio de un juez de instrucción y ahora la instrucción penal preparatoria (I.P.P.) se hace a través de los fiscales. En el ámbito federal se sigue haciendo mediante el juez. El secretario del juez tomó las declaraciones indagatorias y ahora el magistrado tiene diez días para resolver si dicta el auto de procesamiento, los sobresee o promulga una falta de mérito.

¿Qué diferencias existen?

El sobreseimiento indica que los acusados no tienen ninguna culpa. La falta de mérito es que pueden estar vinculados a la causa, pero que las pruebas no alcanzan para demostrarlo. El auto de procesamiento es el procesamiento en sí y ligarlos a la causa. Este último concepto no implica que necesariamente tengan que seguir en prisión.

Luego de esto ¿Cuáles serian tus próximos pasos?

Una vez que quede claro el delito que se le imputa, ahí veré como abogado si solicito la eximición de prisión o alguna otra medida. Una de las medidas que adelanté es el pedido de prisión domiciliaria para Gisela Quinteros, que permanece detenida en Concepción del Uruguay, debido a que tiene un bebé de diez meses. Si llegan a dictar el auto de procesamiento, voy a pedir prisión domiciliaria para tres personas con serios problemas de salud.

¿Es posible que los beneficien con ese recurso?

El sistema carcelario no les garantiza el cuidado necesario a estar personas, pero no por mala fe. Las cárceles no cuentan con personal preparado y no tienen los medicamentos necesarios para atender determinadas cuestiones. Por ejemplo, yo que soy un enfermo cardíaco y tomo 15 pastillas por día, debería tener una persona que se encargue de asistirme constantemente. Los medicamentos cardíacos son drogas que generan adicciones, podría no tomarlos yo y proveérselos a otros reclusos. La única forma de medicarme es que una persona venga constantemente a ponerme la pastilla en la boca y eso acá no ocurre. Por lo tanto, me justificaría en pedir la domiciliaria para alguno de los casos.

Teniendo en cuenta tu experiencia como abogado penalista ¿Cómo crees que va a ser la situación procesal de tus defendidos?

Alguno de los casos podrían llegar a ameritar un auto de procesamiento, lo que sí también interpreto que no estamos ante el delito de tráfico de estupefacientes. Yo creo que en el mayor de los caso, estamos ante un narcomenudeo o tenencia para consumo. De esta manera, la causa pasaría a la provincia y no a la justicia federal. Ahora debo esperar, como indica el código, los diez días que tiene el juez para resolver la situación de los detenidos. Antes no puedo hacer ninguna otra presentación.

Se avecinan las ferias judiciales ¿Qué crees que va a pasar?

Si el poder judicial acelera el trámite, me agiliza los tiempos a mí. Sumado a la feria, la semana que viene tengo el juicio por el asesinato de Maximiliano Robles ocurrido en Villa Mantero. También soy el abogado de los acusados Rubén Pastor y Ezequiel Emanuel Pastor. Esto me complica profesionalmente el seguimiento de la causa por narcotráfico, ya que trabajo solo. De todas maneras, como hay presos de por medio, la misma no se detiene durante las ferias. No quiero aventurar pálpitos; para no generar expectativas entre los familiares de los detenidos, pero estimo que hay dos o tres casos que pueden llegar a ser un poco más graves que el resto. Considero que en diez días; varios de ellos van a quedar en libertad, por falta de mérito o sobreseimiento.

Desde la óptica de abogado penalista, supongo que tendrás una visión determinada en lo que respecta al mundo del narcotráfico.

Sí y podemos hablar mucho del tema. La problemática del narcotráfico es muy seria en el mundo y se agudizó en Argentina. Lo que era un país de tránsito, pasó a ser un lugar de producción. Antes la droga llegaba de Bolivia y pasaba a Uruguay o Chile. Ahora se procesa y se hace el negocio en nuestro territorio. Debido a esto, las sumas considerables de dinero que se mueven se ligan a otras actividades como la política, fútbol o construcción.
Ya que conoces a varios de los detenidos por otras causas ¿Qué papel crees que juegan dentro del narcotráfico zonal?

Estoy convencido que estas personas apresadas el fin de semana, sumadas a las que fueron detenidas hace un tiempo junto a policías, son perejiles. Me parece que los grandes están ligados al poder político y gozan de cierta protección. Acá el secuestro más importante de dinero fue de cien mil pesos y ese no es un monto que se pueda aplicar a la ley 23787 que penaliza el narcotráfico. Las cifras monetarias que realmente se mueven son millonarias. Si alguna vez se llegara a detener a los que yo creo que son grandes proveedores de la droga, se podría hablar de combate al narcotráfico.

¿Cómo ves la posible legalización del consumo? ¿Sería una solución?

No creo que la legalización del consumo termine con el costado ilegal de este negocio. Como docente de muchos establecimientos; estimo que así como se lucha a través de la Educación Social Integral para evitar embarazos precoces, habría que atender el tema del consumo de estupefacientes. Hay que luchar contra las causas del consumo de drogas. Deberíamos poner el foco en los problemas sociales que llevan al consumo desenfrenado de drogas; que no tiene nada que ver con lo económico, ya que puede ser de familia rica o pobre. Esto arrastra diversos factores. A mayor demanda, mayor oferta. A mayor oferta, se ve un aumento de precios y eso genera un delito conexo: salir a robar para poder comprar.

Para EntreRíosYA gentileza de Diario La Calle