Policías ocultaron un asalto violento a pareja de abuelos y están bajo sospecha

9 de abril de 2019- Un hecho que ocurrió el 1 de marzo en la zona rural de General Campos, cuya víctima sería un vecino de apellido Fink, no habría sido informado por los efectivos que estaban de turno en la comisaría de dicha localidad del Departamento San Salvador.

Malvivientes asaltaron a mano armada a este hombre en un campo a siete kilómetros de la localidad. El hecho no habría sido derivado a Jefatura departamental, ni mucho menos intervino la Unidad Fiscal de San Salvador.

Dos policías de General Campos -un oficial y un suboficial- habrían “filtrado” la información, por motivos desconocidos.

De hecho, el jueves se habrían registrado allanamientos en contra de estos efectivos, a quienes se le incautaron sus teléfonos celulares.

Se realiza una investigación interna para determinar la responsabilidad de estos policías en esta gravísima situación, informa el sitio Reporte Cuatro.

Los hechos

Durante la noche del 1 de marzo, dos delincuentes llegaron al domicilio de una pareja en la zona rural de colonia La Perla. El dueño de casa, se encontró con un sujeto que inició charla con la excusa de que lo ayudara con un gato hidráulico por un inconveniente en su vehículo.

Luego de intercambiar algunas opiniones, el ladrón trató de reducir al hombre mayor, y tomarlo por la fuerza, aunque éste se defendió. Se hizo presente el segundo delincuente y fue en ese momento que encañonaron a la víctima y lo llevaron a la casa. Una vez allí, le robaron dinero y objetos varios. Una vez cometido el hecho, se dieron a la fuga.

Al día siguiente, el hombre asaltado fue hasta la Comisaría de General Campos, y fue atendido en la vereda por un funcionario, al que le pudo expresar verbalmente lo que había ocurrido. Pero nunca este hecho se comunicó a la Jefatura o a Fiscalía.

Investigación

Si bien los hechos ocurrieron el 1 de marzo, Fiscalía tomó conocimiento el pasado miércoles 3 de abril, cuando un llamado anónimo al jefe de Investigaciones de la Policía de San Salvador le advirtió sobre esta irregular y escandalosa situación que se daba en la comisaría de General Campos.

A partir de allí comenzaron a solicitarse las diligencias del caso. Y fue allí, que con la orden del Juzgado de Garantías de Concordia, se procedió al allanamiento a dos funcionarios policiales a quienes se le secuestraron los teléfonos celulares, confirmó en diálogo con la prensa la fiscal Clara Mondragón. Uno de los operativos se realizó en Feliciano, de donde sería oriundo uno de los policías.

También se investigan otras cuestiones: si es que en la mochila de uno de los ladrones había un chaleco refractario de color azul y con la inscripción “PER” en clara alusión a la Policía de Entre Ríos, ya que según el testimonio de una de las víctimas, le habría parecido verlo.

Por otro lado, llama la atención que en el libro de actas de la Comisaría de General Campos figuraría una salida de la patrulla hacia ese lugar.

Recién este lunes los abuelitos asaltados se acercaron a Fiscalía para dialogar con las autoridades, aunque previamente, las fiscales fueron al campo para tomar conocimiento de los hechos.

COMENTA ESTA NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad legal, civil y penal de sus autores. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.
WhatsApp GRUPO DE ALERTA Y POSTALES DE ENTRE RÍOS