Pérdidas millonarias de grandes empresas, con la excepción de energéticas y bancos

3 de abril de 2019- La performance de la economía en 2018 hizo que parte del establishment local rompiera su hechizo de amor con Cambiemos. PáginaI12 revisó los balances de algunas de las empresas que integran el “círculo rojo”. Hay caída de ventas de productores de alimentos y otros bienes y perjuicio financiero por las deudas en dólares. En cambio, salieron beneficiados grandes bancos y energéticas.

  • Arcor: La firma de la familia Pagani describió a sus accionistas que “en un año en el que el consumo en general se vio afectado por la caída del poder adquisitivo de los consumidores, el Negocio Golosinas mostró una disminución en sus ventas en volumen”. También advirtió sobre la reducción del negocio de las galletitas y del mercado de alimentos. El ejercicio 2018 mostró una pérdida de 1010 millones de pesos, mientras que en 2017 se había registrado una ganancia de 3089 millones. Arcor aclara en su balance que empieza a considerar los números de la operación en Argentina bajo las normas contables destinadas a “economías hiperinflacionarias”.
  • Molinos Río de la Plata: La empresa de los Pérez Companc tuvo una pérdida de 1702 millones de pesos en 2018, que empeoró el rojo de 754 millones de 2017 “asociado principalmente al impacto de la depreciación cambiaria sobre la deuda financiera en dólares”. “En un contexto en el que a los hogares les costó cada vez más sostener su consumo, el 55 por ciento de las categorías perdieron frecuencia y seis de cada diez perdieron compradores”, indicó.
  • Mirgor: La compañía de Nicolás Caputo, el amigo del alma de Mauricio Macri, describe que “las cifras de producción fueron bajando con el paso de los meses, lo que obligó a tener que adelantar y extender vacaciones en las plantas de la empresa”. Las ventas de sistemas de climatización para la industria automotriz bajaron un 15 por ciento, mientras que el Mundial empujó las ventas de televisores. En celulares, las ventas cayeron un 25,9 por ciento medidas en unidades. El resultado operativo de Mirgor el año pasado tuvo una pérdida de 1082 millones de pesos, pero las operaciones cambiarias le permitieron reducir la pérdida del resultado neto a 80 millones de pesos, cuando en 2017 anotó una ganancia de 713 millones.
  • Newsan: La empresa de Rubén Cherñajovsky, que fabrica productos de electrónica en Tierra del Fuego y maneja a la renovada Siam, explicó en su balance contable que “2018 ha sido un año de gran complejidad para la economía argentina”. La producción de televisores LED subió un 33 por ciento por efecto del Mundial de Rusia, pero en el segundo semestre cayó un 46 por ciento. La ganancia neta de Newsan fue de 62 millones de pesos, una caída interanual del 83 por ciento frente a los 364 millones de 2017.
  • Consultatio: La desarrolladora inmobiliaria de Eduardo Constantini maneja megaproyectos en Nordelta y Puerto Madero, entre otros en la Ciudad, en el resto del país y el exterior. El resultado neto del ejercicio bajó de 6620 millones a 2149 millones de pesos entre 2017 y 2018.
  • Pampa Energía: La empresa de Marcelo Mindlin, amigo de Macri, anotó una suba del 31 por ciento en el resultado por la operación en generación de energía eléctrica, mientras que en distribución, donde cuenta con Edenor, tuvo una ganancia de 4431 millones, 16 por ciento menos que en 2017. En petróleo y gas registró una pérdida de 4214 millones de pesos, frente a un rojo de 1601 millones del 2017. En el global, registró una ganancia de 10.808 millones de pesos, frente a 14.199 millones de 2017.
  • AA2000: La familia Eurnekian anotó el año pasado en AA2000 ganancias por 1023 millones de pesos, contra 3467 millones del 2017, a pesar de que tuvo un aumento en la cantidad de pasajeros y de vuelos. AA2000 tiene la concesión de la mayor parte de los aeropuertos del país. “Luego del salto del tipo de cambio, el tráfico internacional comenzó a retraerse, mientras que el tráfico doméstico aceleró el crecimiento”, dijo. El año pasado, AA2000 registró 23.680.104 pasajeros en vuelos de cabotaje, 11,7 por ciento por encima del 2017, que superó la caída de 1,4 por ciento en los pasajeros con destino internacional.
  • Banco Macro: La empresa de Jorge Brito elogia los “nuevos fundamentos macroeconómicos argentinos” y espera “retomar la senda del crecimiento con caída de la inflación”. El resultado 2018 fue de 15.777 millones de pesos, un 55 por ciento por encima del número del año pasado, gracias al fabuloso negocio de los títulos públicos y las tasas siderales de interés. El incremento está por encima de la inflación y no se explica por el incremento del crédito, que es el “producto” al que se dedican a vender los bancos: la cartera de créditos al sector privado del Banco Macro subió un 37 por ciento en el período, es decir que cayó en términos reales.
  • Banco Supervielle: La empresa cuyo principal accionista es Juan Patricio Supervielle anotó el año pasado un resultado neto de 1666 millones de pesos, el doble del registro del año anterior, lo cual implica una sensible mejora en términos reales. Sin embargo, los préstamos al sector privado no financiero sólo subieron un 30 por ciento, o sea que cayeron casi 20 puntos en términos reales. Es decir, el negocio de la tasa de Lebac/Leliq hizo la diferencia.

Fuente: Página12 

COMENTA ESTA NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad legal, civil y penal de sus autores. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.
WhatsApp GRUPO DE ALERTA Y POSTALES DE ENTRE RÍOS