Caso Nahiara: Miguel Cristo rompió el silencio y expresó que “Yanina Lescano es la responsable de todo”

0
14

1 de marzo de 2019- Miguel Cristo, el padre de la niña de dos años que falleció tras una feroz golpiza, fue trasladado esta semana, en tres oportunidades, desde la Unidad Penal Nº1 de Paraná hasta el Palacio de Tribunales para su sometimiento a una pericial que se desarrolló en la sala de Auditoría Médica.

En la oportunidad, el imputado por la muerte de su propia hija, responsabilizó a su pareja, Yanina Soledad Lescano, por el crimen de la pequeña.

“Que averigüen quién es Yanina Lescano. Ella es la responsable de todo”, apuntó Cristo a el programa de TV paranaense Códigos, que se emite por Canal Once de la capital entrerriana.

“No tengo nada que ver, la responsable es ella”, insistió.

Nahiara, de dos años, había ingresado al Hospital San Roque con severas lesiones producto de golpizas y torturas, falleció el jueves 8 de febrero, en horas de la noche. La pequeña había llegado al nosocomio de Paraná con el tabique nasal fracturado, golpes en todo el cuerpo y la cara desfigurada. Presentaba además, lesiones de vieja data, desnutrición y deshidratación.

“De todo es responsable ella, de todo”, indicó Cristo. “Que la investiguen a ella”, remarcó, al tiempo que, según dijo, “no fumo, no tomo, no me drogo”.

En la oportunidad, se le indicó al hombre que su pareja y madrastra de la beba lo culpó a él por las vejaciones que sufrió la pequeña. “Todos los días se vivía un infierno en esa casa”, había asegurado Lescano, al dar cuenta, según dijo, de las situaciones de violencia a las que era sometida por Cristo.

Sin embargo, el padre de la pequeña reiteró que fue la mujer quien “tenía amenazados a todos”. Y en ese sentido echó mano a las primeras versiones que señalaron sus padres, respecto a la práctica de “brujería” por parte de la mujer.

“Ella me obligaba a comportarme así. Hacía brujerías. Me hacía bañar con hojas, vinagre, mieles”, señaló Cristo, al tiempo que advirtió: “Me tenía amenazado con un revólver, una pistola”.

Se constató que sobre su brazo, Cristo lleva tatuado el nombre de la pequeña fallecida.

Miguel Cristo está imputado del delito de “Homicidio agravado por el vínculo”, por el que la pena prevista, es la prisión perpetua.

Fuente: Elonce.com

 

COMENTA ESTA NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad legal, civil y penal de sus autores. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.