Un estudio afirma que tener sexo después de los 65 años aumenta el bienestar

   

Investigadores de la Universidad de Anglia Ruskin y del University College de Londres (ambas en Inglaterra) se preguntaron acerca del impacto de las relaciones sexuales en la adultez y sus conclusiones son favorables. De acuerdo al artículo publicado en la revista científica Sexual Medicine, tener sexo después de los 65 años mejora la esperanza de vida.

Para determinarlo, analizaron datos provenientes de una encuesta realizada a 6879 personas de la tercera edad del Reino Unido. Allí observaron que quienes eran sexualmente activos gozaban de un mayor bienestar, entendido mediante el disfrute de la vida y de las actividades diarias, que quienes no practicaban sexo.

Estos resultados también fueron segmentados por género: en ellos, fueron las relaciones sexuales las que aumentaron esa satisfacción; mientras que ellas dijeron conseguir esa felicidad tanto a través de besos y caricias asiduas, como de sentirse cercanas a su compañero durante el sexo. En ningún caso se reportó que la masturbación tenga este efecto positivo.

“Los profesionales de la salud deben reconocer que los mayores de 65 años no son asexuales y que una vida sexual frecuente y sin problemas en esta población está relacionada con un mejor bienestar”, consideró Sarah Jackson, una de las autoras del artículo, en un comunicado. “Sin embargo, el estímulo para probar nuevas posiciones y explorar diferentes tipos de actividades sexuales no se da regularmente en poblaciones que envejecen”, completó.

COMENTA ESTA NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad legal, civil y penal de sus autores. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.
WhatsApp GRUPO DE ALERTA Y POSTALES DE ENTRE RÍOS