Sobrepeso y obesidad, una epidemia

Argentina se encuentra hoy frente a niveles críticos de sobrepeso y obesidad, que están afectando especialmente a las poblaciones más vulnerables. Así lo demuestran los datos del programa SUMAR presentados recientemente por la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación.

Según este informe, que recaba datos de la población que sólo cuenta con cobertura de salud del sector público, el exceso de peso alcanzó en 2016 al 37% de niños, niñas y adolescentes de entre 10 y 19 años. Si bien, la malnutrición por déficit manifiesta una tendencia a la baja, el sobrepeso y obesidad registran un crecimiento sostenido, con un aumento de la obesidad de cinco puntos porcentuales entre 2014 y 2016.

Esta situación pone en riesgo las posibilidades reales de chicos y chicas de gozar plenamente de sus derechos. La obesidad en niñas, niños y adolescente no sólo es un grave problema de salud pública. Además de vulnerar derechos de los niños, niñas y adolescentes, y estar relacionados con problemas de autoestima, discriminación y peor rendimiento escolar; el exceso de peso compromete el desarrollo en la vida adulta, ya que aumenta las posibilidades de padecer obesidad y otras enfermedades crónicas (como diabetes, cáncer y enfermedades respiratorias).

Argentina se encuentra, asimismo, entre los más altos consumidores mundiales de bebidas azucaradas y alimentos ultra-procesados que, al contribuir significativamente al consumo energético, están estrechamente relacionados al aumento de peso.

En este contexto, el Estado argentino tiene obligaciones, tanto legales como morales, de proteger adecuadamente a niños, niñas y adolescentes. Mediante la ratificación de la Convención sobre los Derechos del Niño, nuestro país se comprometió a asegurar protección y cuidado, garantizando el disfrute del más alto nivel de salud, en particular combatiendo la malnutrición.

Estos compromisos no son sólo declarativos, sino que incluyen una obligación de tomar todas las medidas apropiadas para dar efectividad a estos derechos, hasta el máximo de los recursos disponibles. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) han reforzado también la importancia de una alimentación sana, nutritiva y suficiente.

Ya no caben dudas de que la obesidad trasciende las elecciones personales y que la presencia de un ambiente obesogénico, con alta exposición y acceso a alimentos de alto valor energético y bajo valor nutricional, es un determinante clave en su desarrollo.

En este marco, el etiquetado frontal de advertencia de alimentos se destaca como una herramienta estratégica. Al ofrecer información sencilla, visible y fácilmente comprensible, un etiquetado frontal que advierta claramente cuáles son los alimentos altos en nutrientes críticos (azúcar, grasas y sodio) permite comprender rápidamente qué alimentos son perjudiciales para la salud. Además, es un instrumento educativo para tomar decisiones informadas que garanticen el ejercicio pleno del derecho a la información y la autonomía.

El etiquetado frontal debe ser la base sobre la cual se asienten otras políticas fundamentales para abordar la epidemia de obesidad de manera integral. Especialmente, la protección de los entornos escolares; la restricción de la publicidad, promoción y patrocinio de alimentos de bajo valor nutricional; y las políticas fiscales para desincentivar el consumo de alimentos perjudiciales para la salud.

La crisis económica no debe ser un obstáculo para la acción. La obesidad y las enfermedades asociadas afectan desproporcionadamente a las personas en situaciones de mayor vulnerabilidad socioeconómica, por lo que las acciones preventivas cobran, en contextos de crisis, una relevancia aún mayor. UNICEF insta al Estado argentino a promover políticas públicas que favorezcan el desarrollo de entornos saludables que protejan adecuadamente a niños, niñas y adolescentes y les permita crecer y desarrollarse plenamente y libres de influencias que condicionen negativamente sus elecciones y su salud.

COMENTA ESTA NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad legal, civil y penal de sus autores. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.
WhatsApp ÚLTIMO MOMENTO EN TU CELULAR