En los tres años de gestión de Macri los medicamentos aumentaron un 188%

A la par de la disparada de los precios de los medicamentos, unos 25 por encima del nivel de inflación general en la era Macri, también corren las cuotas de las empresas de medicina prepaga que avanzaron más del 165%.
Los precios de los medicamentos registraron suba del orden del 188% en los últimos tres años, esto es, un alza casi 25 puntos porcentuales por encima del avance que registró la inflación del índice de CABA, para igual período, según un estudio del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV).

En el detalle, se destacan las subas más pronunciadas en medicamentos para las tiroides (+320), ansiolítico (+317%), analgésicos antiespasmódicos (+299), hipocolesterolemiantes (+254%), corticosteroides (246%) y broncodilatadores (+229%), detalló la casa de estudios.

“La suba de precios en bienes y servicios relacionados con la salud se intensificó en los últimos meses. El incremento de los gastos en salud presiona el presupuesto familiar, al ocupar una porción cada vez mayor del total de ingresos”, resaltó la UNDAV.

La particularidad distintiva de este conjunto de productos es que se trata de bienes inelásticos. Esto significa que la sensibilidad de respuesta de la demanda ante incrementos en el precio es baja.

“La particularidad de la inflación desde 2016 es que se registra mayor dispersión entre segmentos diferenciados de productos. Afectó en mayor medida a los precios de los alimentos, los mencionados servicios públicos y también a los medicamentos”, indicó que el Observatorio de la UNDAV.

Otro factor no menor que resaltó en el informe la casa de estudios “tiene que ver con la incidencia de aumentos bruscos de precios sobre poblaciones de riesgo. Sin ir más lejos, la estructura de gastos de los jubilados correlaciona poco con los patrones de consumo definidos según el IPC”.

En ese sentido, la principal inconveniencia de la “nueva fórmula de ajuste de jubilaciones”, como método para indexar ingresos, tiene que ver con la baja representatividad de este índice respecto a las canastas de consumo real de los adultos mayores.

Este debate se da en el marco de un proceso de alta persistencia inflacionaria, donde el nivel general mantiene una tendencia a la aceleración y ni siquiera se atenúa la “inflación núcleo”, advierte la UNDAV.

Fuente: Minuto Uno

COMENTA ESTA NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad legal, civil y penal de sus autores. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.
WhatsApp GRUPO DE ALERTA Y POSTALES DE ENTRE RÍOS