Usó reconocida marca de tintura y denunció que quedó con quemaduras y ceguera

Todo comenzó cuando Riley O’Brien, una joven inglesa de 18 años, que se preparaba para salir con sus amigas, decidió darse un retoque estético y cambiar el color de su pelo con una tintura Garnier Nutrisse. Siempre según la versión de la joven, realizó el preparado y se lo colocó en su cabeza sin realizar ninguna prueba previa para descartar posibles reacciones alérgicas.

Sin mayores precauciones, Riley usó el producto y se fue a bailar con sus amigas sin detectar ninguna anormalidad en su cuerpo. Sin embargo, al despertar al día siguiente notó que su frente se había hinchado y su tamaño era el doble de lo normal, según lo publicó Mail Online.

Me asusté y me di cuenta de que había tenido una reacción a la tintura para el cabello. Intenté lavarme, pero no alivió los síntomas“, relató la chica y agregó: “Parecía un extraterrestre”.

Pero lejos de mejorar, su cuadro empeoró: la inflamación se propagó a sus ojos y mejillas al punto que no podía abrir los párpados. Además todo su cuero cabelludo se brotó y empezó a segregar pus, a la vez que su vista quedó afectada con ceguera temporal.

En el hospital le informaron que había sufrido quemaduras químicas debido a la terrible reacción alérgica que le produjo la tintura.

Tras una dolorosa recuperación, Riley aseguró que nunca más volverá a teñirse y aceptará el color de su cabello tal y como es. Además recomendó a todas aquellas personas que usen estos productos que realicen pruebas para saber si son alérgicas.

COMENTA ESTA NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad legal, civil y penal de sus autores. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

seis + diecinueve =

WhatsApp GRUPO DE ALERTA Y POSTALES DE ENTRE RÍOS