Una familia afirma que en un robo le raptaron a su hijo

Una familia de Concordia vivió momentos desesperantes la madrugada de este domingo cuando el hijo menor, de 7 años, desapareció en medio de un robo.

De acuerdo a la versión de los damnificados, el nene fue raptado por los malhechores porque los vio cuando entraron a robar garrafas en la vivienda, ubicada en calle Villaguay al 800.

Sin embargo, para la Justicia todavía el hecho no está claro y se encuentra recabando testimonios que permitan comprender qué fue exactamente lo que sucedió.

 

La increíble historia se registró a las cinco de la madrugada. Luego de que los padres del nene realizaran la denuncia, encontraron al chiquito en poder de un conocido narco del barrio Sendrós, a dos cuadras de la casa de la familia, cuyos fondos son lindantes, publica El Sol. Por suerte, el nene está sano y salvo.

De acuerdo a la versión de la familia, todo ocurrió cuando el dueño de casa se levantó y vio que una de la ventanas de la casa estaba abierta. Al inspeccionar su vivienda se dio cuenta de que la manguera de lagarrafa de la cocina estaba cortada y que faltaba además un envase de gas de repuesto. Lo primero que hizo fue ver si sus hijos estaban bien pero se encontró con la increíble sorpresa de que la cama del menor de sus hijos estaba vacía.

Desesperados, salieron a la vereda y se encontraron a un par de jóvenes tomando en la esquina, a quienes le preguntaron si habían visto a su hijo. Uno de ellos manifestó que lo había visto y que dos sujetos lo llevaban a la casa de un vecino, el conocido narco del barrio .

Inmediatamente, llamaron a la Policía y realizaron un allanamiento en una vivienda de calle Güemes y Gualeguay, donde encontraron al niño sano y salvo. El sujeto en cuestión manifestó que el nene andaba deambulando en la calle y por eso lo alojó en su domicilio.

El chiquito fue encontrado en calzoncillos y con una remera de River tal como se había acostado a dormir en su casa, con una mochila y una frazada.

HIPÓTESIS: VIO A LOS LADRONES Y LO DESMAYARON DE UN GOLPE

En medio de la confusión del caso lo que indica la familia es que el nene se despertó y vio a los dos intrusos en la casa, uno de ellos le habría pegado un puñetazo en el oído y el chiquito cayó desvanecido, después se lo llevaron, aparentemente querían cambiar al niño y a las garrafas robadas por droga, publica el Sol. Sin embargo, el pequeño estaba ileso, sin marcas o golpes y el médico policial constató su óptimo estado.

La Justicia no descarta esta versión ni ninguna otra. Hasta el momento no ha habido detenidos por el robo ni por la desaparición momentánea del menor. Los testimonios que recaba el fiscal Fabio Zabaleta, a cargo de la investigación, podrían ser cruciales para resolver el caso, que hasta el momento sigue siendo muy confuso.

Fuente: Ahora.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + 3 =

WhatsApp GRUPO DE ALERTA Y POSTALES DE ENTRE RÍOS