Camión derramó una sustancia corrosiva que provocó quemaduras a motociclista en la ruta 23

Un camión cargado con hidróxido de sodio, una sustancia altamente corrosiva que circulaba con destino a la planta de UPM en Fray Bentos, derramó el químico sobre la ruta 23, a la altura de la localidad uruguaya de Mal Abrigo y a unos kilómetros antes de Cardona. Como consecuencia de lo sucedido, un motociclista que viajaba por el lugar sufrió quemaduras en una pierna y el motovehiculo también quedo dañado a causa del contacto con la mencionada sustancia. En un primer momento se informó que la sustancia, altamente peligrosa, era destinada a Kemira, dentro del predio de la pastera Botnia, pero un día y medio después de producido el hecho extrañamente se dijo que “el dato era incorrecto”.

El hecho tuvo lugar el pasado sábado sobre las 7 y media de la mañana, en circunstancias que el camión que circulaba por la ruta 23 comenzó a derramar la sustancia, de color naranja, dejando un reguero de 5 kilómetros de longitud sobre la cinta asfáltica. Un automovilista domiciliado en la localidad uruguaya de Mercedes, que transitaba detrás del transporte, advirtió a su conductor lo que estaba ocurriendo, pero el camionero hizo caso omiso y decidió seguir la marcha.

En esos momentos llovía intensamente y el automovilista comenzó a notar que su auto estaba perdiendo la pintura, precisamente porque el hidróxido de sodio se activa en contacto con el agua. La Ruta 23 debió ser cortada por la Policía Nacional de Tránsito y se hicieron presentes los Bomberos. Al parecer, el conductor del camión fue convocado a presentarse ante los Tribunales de San José.

El mismo sábado, desde la Policía de Tránsito uruguaya se dijo que el camión que protagonizó el derrame trasladaba la peligrosa sustancia química hacia Kemira, la planta que opera dentro de la Zona Franca donde se encuentra la pastera de UPM en Fray Bentos y que suministra los insumos químicos necesarios para la fabricación de celulosa.

Sin embargo, este lunes, poco después del mediodía, la información fue modificada y se informó que el camión que derramó el hidróxido de sodio no iba con destino a Kemira. “Este dato es incorrecto”, corrigieron los medios uruguayos, sin precisar fuente alguna.

Lo cierto es que el hidróxido de sodio en solución con sulfuro de sodio, se usa para la disolución de la madera, permitiendo obtener la celulosa relativamente pura. En Fray Bentos no hay ninguna industria que utilice hidróxido de sodio, ya que allí no existen fábricas de detergentes, industria farmacéutica alguna ni tampoco plantas procesadoras de aluminio, que son las que también utilizan dicho insumo en sus manufacturas.

El hidróxido de sodio se encuentra catalogado en la Clase 8 del Manual de la Organización de Naciones Unidas y la Guía 154 para Sustancias Toxicas advierte que la inhalación, ingestión o contacto de la sustancia con la piel, puede causar lesiones severas, quemaduras, daño en tejidos con el transcurso del tiempo e incluso provocar la muerte. La dilución con agua es corrosiva y tóxica y puede causar contaminación severa.

Fuente: Radio Máxima

COMENTA ESTA NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad legal, civil y penal de sus autores. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diez + 4 =

WhatsApp ÚLTIMO MOMENTO EN TU CELULAR