Por la actualización de precios se detuvo la obra del Plan Maestro de Agua Potable: hubo 25 despidos

Los trabajos correspondientes a la segunda etapa del Plan Maestro de Agua, que se desarrollaban de acuerdo a los términos y plazos previstos, están paralizados en Concepción del Uruguay.

Así lo confirmó Mauro Pietroboni, titular de Traza Sociedad Anónima, adjudicataria de la obra, al consignar que se tomó la decisión de detener su ejecución ante problemas en la actualización de los precios.

Esas dificultades (similares a las que se vivieran días atrás con la Defensa Norte), más la situación económica imperante y la escalada del dólar, llevaron a que la obra tenga hoy “un desfasaje cercano al 70 por ciento respecto del valor original pautado (se incluye el costo de los materiales, el alquiler y el combustible para las máquinas, entre otros gastos)”.

A causa de ello, se debió despedir a 25 de los 40 operarios que habían sido tomados. “Se le avisó a la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra) para tratar que, por lo menos, contenga la situación. Debo agradecer al sindicato por cómo nos acompaña y trata de buscar que la gente no pierda su trabajo”, destacó Pietroboni, al dar cuenta que ese crítico panorama no es propio de su empresa sino de todo ese sector de la economía. “La situación es complicada para la construcción”, admitió.

El titular de Traza informó que se ejecutaba aproximadamente el 30 por ciento de la obra, gestionada por la Provincia y concretada con fondos de la Nación, a través del Fondo Fiduciario de Infraestructura.
En virtud de ello, aseveró que “en conjunto con la Provincia se procura encontrar una urgente solución” al conflicto. “Esperemos que en el transcurso de noviembre podamos reiniciar la obra para volver a trabajar. Pero si no podemos tener una recomposición, el contrato se volverá inviable”, anticipó el empresario.

En cuanto a la ejecución en sí, el titular de Traza precisó que, hasta hace algunas horas, se trabajaba frente a la puerta del cementerio israelita, en el barrio María Auxiliadora; en la zona del tanque de Santa Teresita (se había iniciado una demolición para hacer un cisterna de 1.200.000 litros); y en otros lugares de Concepción del Uruguay. A todo esto, dijo que se debe efectuar un recambio de más de 100 válvulas para abrir y cerrar sectores. La semana pasada se estaba en la esquina del Círculo Católico de Obreros (CCO).

Fuente: La Calle

COMENTA ESTA NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad legal, civil y penal de sus autores. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

9 − 4 =

WhatsApp GRUPO DE ALERTA Y POSTALES DE ENTRE RÍOS