El gobierno nacional busca aprobar el Presupuesto 2019

En una agitada reunión, el oficialismo logró ayer dictamen de mayoría del proyecto de Presupuesto 2019 y hoy será tratado desde las 11:00 en la Cámara de Diputados junto a otras iniciativas económicas, en un debate que se espera maratónico y que estará acompañado por una movilización frente al Congreso.

La iniciativa fue firmada por 28 integrantes de la comisión de Presupuesto y Hacienda: 23 oficialistas, a los que se sumaron el cordobés Martín Llaryora, el entrerriano Juan José Bahillo, el misionero Jorge Franco, la chaqueña Elda Pértile (que suscribió con disidencias) y la santiagueña Norma Abdala de Matarazzo.

El temario de la sesión también incorpora el tratamiento de los dictámenes del paquete fiscal de revalúo de reforma del régimen impositivo de Bienes Personales, Ganancias de acuerdo al índice de precios y monotributo especial para pequeños productores cañeros y tabacaleros.

Para lograr la media sanción, el oficialismo tiene garantizados 107 votos propios, cerca de 23 del interbloque Argentina Federal (PJ y aliados), los tres diputados del bloque Evolución de Martín Lousteau; una parte del Frente Cívico por Santiago del Estero, y monobloquistas como la cordobesa Adriana Nazario y la neuquina Alma “Chani” Sapag.
En contra, se plantarán el Frente para la Victoria, el Frente Renovador, el flamante interbloque Red por Argentina que encabeza Felipe Solá, el Frente de Izquierda, Unidad Justicialista (San Luis), el monobloquista santafesino Luis Contigiani (Frente Progresista Cívico y Social); sumado a algunos diputados sueltos del bloque Justicialista.

 

Modificaciones al dictamen

Durante la reunión de comisión, Laspina pasó en limpio las modificaciones que concedió el oficialismo en acuerdo con un sector de la bancada justicialista, que responde a los gobernadores del PJ.

Por ejemplo, mencionó la inclusión de un fondo de compensación a municipios por un total de 6.500 millones de pesos por la quita de subsidios al transporte urbano de pasajeros.

También la eliminación del artículo que hubiera permitido al Poder Ejecutivo reestructurar deuda pública sin pasar por el Congreso, y la marcha atrás respecto a la decisión que habían tomado de no permitir que beneficiarios de la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM) pudieran al mismo tiempo seguir trabajando y realizando aportes a la seguridad social.

A su vez, el oficialismo volvió sobre sus pasos y mantendrá el beneficio de exención del pago de impuesto a las Ganancias a mutuales y cooperativas.

Y se incluyó un refuerzo presupuestario de 500 millones de pesos para CONICET, otros 500 millones para el INTA y 100 millones para el SEDRONAR, al tiempo que se garantizó la exención definitiva del impuesto a los espumantes.

En tanto que para Secretaría de Cultura se destinarán 500 millones de pesos y se duplicó (de $30 millones a $60 millones) la partida destinada al Plan de Lucha contra la Violencia de Género.

Tenso debate entre oficialismo y oposición

En el debate en Comisión, el escándalo se suscitó porque poco antes de que empezara a circular el dictamen del oficialismo para ser firmado, ya se había difundido la nota formal de convocatoria a la sesión especial para este miércoles a las 11:00.

A los gritos, la oposición interrumpió el debate y fustigó a Cambiemos por “esconder el dictamen” y por convertir al Congreso en “una escribanía del Fondo Monetario Internacional”.

El más indignado fue el diputado del Frente para la Victoria- PJ, José Luis Gioja, quien lanzó duras expresiones: “¡Estamos al pedo acá! ¡Estamos al cohete!” y “Se cagan en la gente”.

Por su parte, el puntano de Unidad Justicialista Andrés Vallone increpó directamente al presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda: “Estamos en medio de un acting, donde usted es el (Marcelo) Tinelli que lleva adelante este acting”.

La economista del Frente para la Victoria Fernanda Vallejos lamentó que pese al desarrollo de la reunión de comisión, el oficialismo ya tuviera “cocinado el dictamen, como tenían cocinado este proyecto de presupuesto” y “como tienen cocinados los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional”.

El jefe de la bancada kirchnerista, Agustín Rossi, Luego de una serie de reclamos, se sumó el jefe del bloque K, también explotó contra Laspina al enterarse de la convocatoria a la sesión.

“La descalificación más habitual que nos hacían a nosotros era decir que habíamos convertido el Congreso en una escribanía del Poder Ejecutivo. Les quiero comunicar que han convertido al Congreso en una escribanía del Fondo Monetario Internacional. ¡Hoy somos una escribanía del FMI! Sesionamos cuando lo dice el Fondo y votamos lo que nos pide”, reprochó.

LAS CONCESIONES DEL GOBIERNO AL PJ PARA CONSEGUIR LA APROBACIÓN DEL PRESUPUESTO

Para encaminar la aprobación del Presupuesto 2019, el Gobierno cedió a reclamos de sectores del Justicialismo y aceptó cambios en materia previsional, en un artículo ligado a la reestructuración de deuda, en la compensación a municipios y elevar las partidas a Cultura y el Conicet.

Las principales modificaciones fueron las siguientes: 

– Incorporación de un “fondo compensador” a municipios por la quita de subsidios al transporte urbano de pasajeros: 6.500 millones de pesos adicionales para amortiguar parcialmente el traspaso de la política de subsidios a las jurisdicciones locales, tras la quita de recursos por 43.000 millones de pesos.

– Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM): El Gobierno pretendía restringir las condiciones de acceso a esa prestación (equivalente al 80% de una jubilación mínima), impidiendo que los beneficiarios puedan al mismo tiempo trabajar.
El oficialismo dejó sin efecto la medida, y los beneficiarios de la PUAM podrán tener ingresos extra a través del monotributo social, de manera tal de seguir haciendo aportes a la seguridad social hasta completar la cantidad de años exigidos para acceder a una jubilación ordinaria.

– Supresión artículo 53 sobre reestructuración de deuda: era un artículo muy resistido por la oposición, ya que preveía otorgarle a la secretaría de Finanzas atribuciones para realizar canjes a condiciones de mercado sin autorización parlamentaria.

– Exención definitiva de los impuestos a los vinos espumantes.

– Partidas extra: se destinaron refuerzos presupuestarios para el Conicet (500 millones de pesos), INTA (500 millones), Secretaría de Cultura (500 millones), Sedronar (100 millones), y Plan de Lucha contra la Violencia de Género (30 millones adicionales).

– Retenciones: Reducción del 33 al 30% del tope de derechos de exportación a la soja; se mantiene el 12% para el resto de los productos.
El plazo se mantiene hasta el 31 de diciembre del 2020.

– Plus patagónico: hace dos semanas, el oficialismo había aceptado eliminar del proyecto el recorte en el plus que cobran jubilados, pensionados y beneficiarios de asignaciones familiares en la Patagonia por zona desfavorable.
El plus es del 20% en jubilaciones y pensiones, y un 10% en asignaciones.

Ganancias: Como se anunció dos semanas atrás, se mantienen las exenciones especiales que los empleados públicos del Poder Ejecutivo podían realizar por distintos ítems en varias provincias.

Los artículos 86 y 87, ahora borrados, anulaban las deducciones que podían hacer los empleados públicos en concepto de gastos de representación, viáticos, movilidad, bonificación especial, protocolo, riesgo profesional, coeficiente técnico, dedicación especial o funcional, responsabilidad jerárquica o funcional y desarraigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − cuatro =

WhatsApp GRUPO DE ALERTA Y POSTALES DE ENTRE RÍOS